Blogia
Escuela 6 DE 19

Cuento: Todo se transforma

Cuento: Todo se transforma

 

Todo se transforma

 
     Ha dejado de llover y la quinta de los abuelos de Matías ha quedado rodeada de agua y barro. Algunos pájaros cantan como si saludaran al Sol que vuelve a salir.
     Matías está aburrido porque casi no se puede salir de la casa. Apenas logra ir de una punta a la otra de un corredor techado y con baldosas.
     De pronto ve que una pareja de pájaros va y viene del barro a un poste. En ese ir y venir parece que llevan algo en el pico. Entonces se acerca su abuelo y Matías le pregunta:
     _ ¿Qué hacen esos dos?
     _ Son horneros. Han comenzado a hacer su nido.
     Matías mira el poste y vuelve a preguntar:
     _ ¿Pero no es de paja, no?
     _ No_ explica el abuelo_. De barro y paja.
     El abuelo le hace señas de que permanezcan en silencio y miren. La pareja de horneros baja con una pajita en el pico, hacen como un bollito de barro, remontan vuelo y van dando forma al nido.
     En voz baja, el abuelo explica:
     _ La pareja hace un nido nuevo cada año. Le dan una forma redonda y tiene dos partes: un pasillo de entrada y una habitacion. Allí la hembra coloca los huevos y nacen los pichones.
     Matías ve cómo marcha la construcción y comenta:
     _ Parece que va a ser grande.
     _ Sí_ sigue el abuelo_. Cuando seque va a quedar fuerte y macizo. Puede llover todo lo que quiera, que no le hará nada. Una vez bajé uno abandonado y pesaba como cinco kilos.
     Matías piensa que él podría hacer una casa de barro. Se embarraría un poco, pero...Como si el abuelo le hubiera adivinado el pensamiento, dice:
     _ Así también se puede hacer una casa. Le dicen adobe. En lugar de utilizar barro cocido, como el ladrillo, se usa barro crudo. Mucha gente tiene su casa de adobe, que es tierra, agua, paja y, a veces, un poco de arena...
     _ ¿Y no se les cae?_ pregunta Matías.
     _No. Aguanta tanto como la de ladrillo o la de cemento. Hay construcciones de adobe que tienen miles de años y todavía están en pie.
     _ ¡¿Miles?!_ exclama Matías, porque le cuesta pensar en tantos años.
     El abuelo ríe. Y le pregunta:
     _ ¿A qué no te das cuenta de por qué los llamamos horneros?
     Matías piensa un poco y no, no se da cuenta. El abuelo dice:
     _ Porque el nido se parece al horno de barro. Como el nuestro.
     Cierto. En el fondo de la quinta hay un horno así, que el abuelo hizo hace un tiempo y en el que cocinan muchas cosas.
     _ Ah_ dice Matías_, tierra, agua y paja hecha adobe. Y después, hecha horno.
     En ese momento se asoma la abuela, que ha estado oyendo la conversación, y va hacia el horno con una tabla  en la que lleva un bollo de masa. Sonriendo, dice:
     _ Y dentro de él, harina, levadura y agua para que se haga pan.
     A Matías le brillan los ojos porque el pan casero le gusta mucho. El abuelo dice:
    _ Me parece que vas a comértelo todo.
    _No_ contesta Matías_. Voy a darles algunas migas a los horneros.
 

    Oche Califa

 

Actividades

1_¿Cómo hacen su nido los horneros?

2_¿Cómo se hace una casa de adobe?

3_¿Qué alimento le gusta a Matías?

4_Buscar en el diccionario o en Internet el significado de las siguientes palabras...

Baldosa:

Poste:

Hornero:

Adobe:

5_ Realizar un dibujo sobre el cuento

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres